2021, un año lleno de contrastes.

Por: Santiago Valencia González
Senador de la República.

A pocos días de que se acabe el año, hoy quiero hacer una reflexión para que pensemos en todos los desafíos que hemos tenido que afrontar. Imaginamos un 2021 distinto, con menos desesperanza, después de que en el año 2020 declararán una pandemia de tal magnitud, como el COVID-19.

Sin embargo, este año, a pesar de que intentamos levantarnos con fuerza, continuaron las despedidas y la economía de muchos hogares, aunque intentaba levantarse, seguía agonizando. Un paro nacional en contra de la reforma tributaria que generó caos y muertes sumió al país en una de las peores crisis de la historia. Pero también tuvimos noticias más alentadoras, como la captura de Otoniel y las caídas de alias Romaña y El Paisa, como parte de tranquilidad para la seguridad de nuestro país.

Desde el Congreso, en el 2021 pudimos avanzar, pese a la oposición. Insistí incansablemente, para dar debate, aunque no se dio, al proyecto del que fui coautor y ponente, que buscaba reducir el receso legislativo. Y logramos aprobar, también como ponente, el proyecto de seguridad ciudadana, para proteger a los ciudadanos de los criminales.

Tuve la oportunidad de ser coautor y ponente del acto legislativo, que convirtió a Medellín, en Distrito Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación y fui autor del proyecto de ley que busca, desde la educación, prevenir el consumo de sustancias psicoactivas, el cual está en tercer debate.

Puedo decir con orgullo que trabajé como ponente de varias iniciativas como la ley que permite luchar contra el dopaje en el deporte o la ley de delitos ambientales, para el patrimonio ambiental y biodiversidad de todos los colombianos.

Así mismo, de la ley que promueve el acceso a la justicia local y rural, para centrar la política del sistema de justicia en el ciudadano y facilitar el libre ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes y también del proyecto que le da a los cabildos indígenas y comunidades afro, la posibilidad de celebrar contratos con entidades estatales.

Presenté entre otros, dos proyectos importantes como el de la profesionalización, emprendimiento y protección del sector creativo, de mi autoría y en coautoría, el que prohíbe los vehículos de tracción animal para fines turísticos, a los que seguiremos apostándole, hasta verlos hechos realidad.

Estuvimos con la camiseta puesta por nuestro país, pero aún hace falta camino por andar. Nos quedamos con lo bueno del 2021, con la certeza de que el 2022 será mucho mejor. Un año en el que está en juego nuestra democracia, en donde habrá que pensar en el bien común y no en el individual.

El 2022 será un gran año. Tengo la convicción de que los colombianos saldrán a las urnas para no dejar en manos equivocadas, el rumbo de nuestra nación, porque nadie quiere que fracasemos como país, que nuestra economía se vaya a pique y que retrocedamos en todo lo que hemos avanzado.

Que nuestra mirada esté puesta en una Colombia segura, llena de una verdadera paz y no de falsos acuerdos. Que vengan días llenos de esperanza y Dios ilumine a cada colombiano, para elegir por encima del odio.

¡Feliz año 2022 y que nuestra pasión por Colombia, siga más viva que nunca!

Ir arriba
Abrir chat