El Fajardo de Google y de Santos.

Por: Santiago Valencia González
Senador de la República

 

Hagamos el ejercicio preferido por Sergio Fajardo, busquemos en Google su vida, su pasado y sus escándalos a ver que nos aparece, les aseguro que la sorpresa va a ser grande, sobre todo para los incautos que han caído en el cuento de que el “profe” es la viva imagen de la ética y los principios.

 

“Dime de que presumes y te diré de que careces” dicen por ahí, el 14 de diciembre del 2020, Fajardo escribió en su cuenta de Twitter lo siguiente: Hay personas que para tener protagonismo se valen de las mentiras y la agresión. No me cansaré de insistir en que los principios y la ética deben ser la base para una convergencia política para el 2022 que lidere la transformación de Colombia”, pues bien, al parecer a Fajardo se le olvida que Adolfo León Palacio Sánchez, quién fuera Secretario de Hacienda de Antioquia en 2016, solicitó a la Fiscalía, a la Procuraduría General de la Nación, y a la Contraloría Departamental, iniciar una investigación contra él y su exsecretaria de Hacienda, María Eugenia Escobar Navarro, por nada más y nada menos que por los presuntos delitos de detrimento patrimonial de $240.000’000.000 (doscientos cuarenta mil millones de pesos), prevaricato por omisión y celebración indebida de contratos.

 

Por desgracia, los hechos prescribieron, el chiste le costó al departamento más de 90 Mil Millones y Fajardo hoy, posa de adalid de la moral, independiente y de ser la única alternativa sinónimo de transparencia y ética.

 

Fajardo no es independiente, ahora anuncia alianzas con la izquierda y con reconocidos Santistas, despúes de una reunión secreta en el club de La Aguadora en Bogotá, que duró varias horas, entre los que se encontraba Roy Barreras, que no es precisamente el mayor referente de independencia o coherencia en lo que a la política se refiere.

 

Que no se nos olvide que el Fajardo de hoy, sigue siendo el mismo que padecimos los Antioqueños, primero como alcalde y luego como gobernador, que incumplió promesas de campaña, que jamás logró que Antioquia fuera la más educada, porque a tan solo 3 meses de terminar su mandato no se justificó la inversión que por más 930 mil millones de pesos, que se hizo en el 2015 para programas como Olimpiadas del Conocimiento y gastos por 54 millones de pesos en viajes al exterior para que Fajardo mostrara el “modelo” educativo del Departamento, que según el índice departamental de la competitividad de la educación básica y media, entre 2013 y 2014, cayó un puesto entre veintidós en cobertura, seis puestos en calidad con un puntaje sobre 10 desde 5.94 a 5.10, y en inversión para calidad en educación básica y media, dos posiciones.

 

La “Antioquia más educada” de Fajardo, lo único que logró fue que en este último aspecto, el departamento redujera el 50% de su calificación, pasando de 9.85 a 6.04 sobre 10. Que en el 2015, en las Pruebas Saber estuviera por debajo de Arauca, Casanare, Putumayo y Guanía, y que sobre todo, se vio envuelto en presuntos escandalos de corrupción que terminamos pagando todos, menos él.

 

No caigamos en el juego de los que tienen rabo de paja y le deben una vela a cada “Santo-S”, queriendo camuflarse en un centro que no es más que una izquierda solapada, con escandalos de corrupción sin resolver y del que han pasado de agache con la ayuda de una justicia que no cojea sino que nunca llega.

 

#OjoConEl2022 y que Google nos ayude a destapar los entuertos de la nueva política que propone Fajardo, que de nueva no tiene nada y si mucha cola que le pisen, porque aún nos falta mucho por saber sobre el Túnel de Oriente, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA), los Parques Educativos y los supuestos nexos de él y sus hermanos con alias “El Arquitecto”.

 

Publicada en: https://724noticias.com.co/2021/02/08/opinion-el-fajardo-de-google-y-de-santos/

Ir arriba
Abrir chat