Confunde y reinarás, la estrategia de Quintero con Hidroituango.

Por: Santiago Valencia González
Senador de la República.

El proyecto hidroeléctrico más importante en la historia de Colombia, hidroituango, ha estado en la cuerda floja luego de la crisis que se desató el 28 de abril de 2018, con la obstrucción registrada en el túnel auxiliar de desviación.

Han salido muchas voces a criticar, a decir de quién fue la responsabilidad, que si de los contratistas o de la naturaleza. Nada más inútil que hacer reclamos cuando lo que había que hacer desde el principio era buscar soluciones para poder sacar adelante una obra, que, de entrar en operación, permitirá generar el 17% de la energía que necesita Colombia o el equivalente al consumo de 6.5 millones de hogares.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, desde que se desencadenó la crisis, no ha hecho más que ser una piedra en el zapato para que las aseguradoras paguen el total del seguro de la contingencia. Pero como muestra más pura de oportunismo, Quintero descaradamente celebra hoy un triunfo prestado.

“Dos años de una batalla moral para recuperar los recursos públicos de Medellín en Hidroituango. Dos años que han valido la pena. Nuestra misión ahora: poner a funcionar Hidroituango”, escribió en su cuenta de twitter el alcalde. Y yo me pregunto: ¿A cuenta de qué, hoy saca pecho y se vanagloria de los triunfos ajenos?.

Hasta hace poco este mandatario aseguró que no era un problema de seguros, sino de dignidad, que los contratistas debían pagar si o si, al punto que los constructores lo demandaron ante Fiscalía por injuria y calumnia, porque según él, las empresas incurrieron en actos de corrupción, disminuyeron la calidad de los materiales y modificaron los diseños del proyecto. Acusaciones infundadas, que ningún estudio ha avalado y que por el contrario, sólo reafirmaban su interminable disputa, para que las aseguradoras no pagaran.

Pese a todo este show mediático que lideró, Quintero tan pronto supo que la aseguradora pagaría los 3,8 billones de pesos que estaban embolatados en Hidroituango, salió publicando memes, acuñándose el acuerdo, como el santo que hizo el milagrito.

Lo cierto es que, al cesar lo que es del cesar, y este logro es del presidente Iván Duque y el Contralor General, Felipe Córdoba, que le dieron paso al millonario acuerdo entre EPM y Maphre, que pagará el 90% de las pérdidas que ocasionaron la contingencia de 2018. Es decir, unos 983,8 millones de dólares.

Quintero quiso valerse de todo, para que contra viento y marea se hiciera su voluntad, que las aseguradoras no pagaran y al final, cambiar a los contratistas de su interés. Pero aquí no ganó él, no se salió con la suya. Él quiso poner en juego la continuidad de un proyecto vital para la seguridad energética del país, pero el rumbo fue otro y aquí ganó fue Colombia, que espera ansiosa que se prendan turbinas.

Publicada en https://724noticias.com.co/2021/12/13/confunde-y-reinaras-la-estrategia-de-quintero-con-hidroituango/

 

Ir arriba
Abrir chat